Congreso Económico Argentino
FacebookTwitterLinkedIn

SISTEMA FINANCIERO Y MERCADO DE CAPITALES

21 de julio

Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), tuvo a cargo las palabras de apertura del segundo panel del día. En este espacio calificó como un “punto débil” del mercado de capitales su magnitud actual. “La cantidad de inversores en el mercado de capitales local es muy baja”, consideró, aunque remarcó que existe “una tendencia favorable desde principio de año” luego de un 2016 en que el mercado “arrancó lento”.

En la actualidad, señaló, el mercado de capitales cuenta con un stock de 52.000 millones de dólares, de los cuales la mitad provienen de inversores extranjeros. A su vez, señaló que “apenas el 10% de los mercados de capitales son financiados por 4 millones de personas físicas y la mitad de ellas son extranjeras”. En ese sentido, reconoció que hay “un rol esencial” de parte del Estado en crear una “cultura del mercado de capitales” que hoy no existe entre los argentinos y aseguró que “el mercado de capitales es prioridad de este Gobierno” porque “no se puede generar un crecimiento sostenido si no se abre el mercado de capitales”.

En particular, destacó que aunque es “menos relevante” en volúmenes, es “esencial” impulsar créditos a las PyMEs. “En Argentina está todo por hacerse. Hoy las PyMEs solo se financian con cheques a seis meses, eso no alcanza”, evaluó y anticipó que la CNV está trabajando en herramientas para facilitar las exigencias de documentación e información de las PyMEs a la hora de realizar operaciones para que “se le dé a las pymes un acceso a créditos de mucho volumen y mayor plazo”. Finalmente, en lo que hace a la CNV, bregó por la sanción de la Ley de Mercados de Capitales, que según Ayerra “va a gatillar un año de cambio en la regulación y un gran impulso al mercado”, y explicó que están llevando adelante una “reestructuración” para que el regulador sea más “humilde” y “ubicado”. “La CNV tiene que transformar dramáticamente su perfil. Tiene que ser cada vez menos relevante el directorio y tenemos que darle fuerza a la gente de carrera”, sostuvo.

◆◆

Juan José Cruces, director del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), analizó en su presentación los precios de las acciones locales contra sus benchmarks globles para contestar dos preguntas: cómo están viendo los inversores a Cambiemos y si las acciones argentinas han tocado su techo o pueden seguir subiendo.

Respecto al primer punto, dijo que entre la derrota del Frente para la Victoria (FpV) en 2013, que significó el fin de las especulaciones sobre una eventual re  reelección de Cristina Fernández, y 2015, “hubo una enorme valorización” de las acciones argentinas, de 35% contra sus comparaciones a nivel global. En cambio, durante el primer año de gobierno de Mauricio Macri, hubo un “sabor a poco”. “El mercado tenía un conjunto de ilusiones que en el primer año de gobierno no se materializaron. El primer año de Cambiemos no satisfizo las expectativas previas de los inversores”, descubrió, aunque destacó que “el arranque de 2017”, con la asunción de Nicolás Dujovne como ministro de Hacienda, “sí es visto con optimismo”. En el primer bimestre, Argentina se valorizó 16% en términos absolutos cuando sus benchmarks globales subieron 4%. “En estos primeros dos meses el mercado le está dando un voto de confianza muy importante al gobierno de Macri y a la nueva configuración de su equipo económico”, concluyó.

Con respecto a la segunda pregunta, en tanto, aseguró que el país tiene un “gran potencial” de revalorización de sus acciones. “Si Argentina se transformase en un país promedio de América Latina, el potencial de apreciación de sus acciones estaría en el orden de 75% y de 18% en dólares”. A su vez, si el país recuperara la valorización relativa que tenía contra la región en 1997, en el pico de la Convertibilidad, el potencial de revalorización sería de 98% en pesos y 125% en dólares, planteó.

El gerente general del Mercado Argentino de Valores (MAV), Fernando Luciani, advirtió que el mercado de capitales contribuye en solo 4% en la masa del financiamiento de las PyMEs, mientras que el 96% restante se financia con aportes propios o cheques de pago diferido que compran “inversores direccionados que no deciden genuinamente invertir en estos productos” sino que están “estimulados” a hacerlo por alguna normativa, lo que “les pone un techo bajo” a su crecimiento y “no es sustentable en el largo plazo”. Por eso, insistió en la necesidad de “construir una categoría de inversores jerarquizados que demande genuinamente el riesgo diferencial que tiene una pyme”.

“Tenemos que entre todos tratar de construir una categoría de inversores jerarquizados que estén dispuestos a invertir en pymes, que puedan cubrir al sector público cuando éste se corra”, planteó y consideró que “el desafío es poder presentar un producto financiero atractivo al mercado y un inversor que decida comprarlos”. Si se logra esto, aseguró, se alcanzará una curva de tasas de financiamiento para las PyMEs que sea “coherente con el mercado”.

El gerente general del Rofex, Diego Fernández, celebró que el año pasado el mercado que encabeza creció 53% en volumen hasta alcanzar los 112.000 millones de dólares de operaciones durante todo el año, es decir, un promedio de 400 millones de dólares diarios. De ese total, explicó, 98% provino de operaciones de futuros de dólar, lo que coloca

al Rofex como el sexto mercado a nivel mundial en volúmenes operados a través de este instrumento. No obstante, reconoció que “lo ideal sería que crecieran así los futuros de dólar y también otros instrumentos” y en esa línea, anunció que presentó a la Comisión Nacional de Valores (CNV) un índice de futuros de Lebac y consideró recomendable también que exista uno de futuros de tasas bancarias, “que es un instrumento que se opera muchísimo en todas partes del mundo”.

Asimismo, contó que el Rofex cerró un acuerdo con el MATBA para “dejar de competir” con los mismos productos e integrar los futuros de soja y lanzar en conjunto este año un índice de futuros de ganados. “El mercado de futuros de riesgo, que había desaparecido con las intervenciones que se hacían en el pasado, renació el año pasado y todo lleva a pensar que los futuros agropecuarios van a crecer a tasas muy buenas los próximos años”, proyectó.

El gerente general del Mercado de Valores, Jorge de Carli, manifestó que “la sanción de la nueva ley de mercado de capitales generó un momento de oportunidades” en el Merval. Desde la sanción en 2012 de la nueva ley, enumeró, los agentes de liquidación y compensación crecieron de 133 a 228. Asimismo, destacó que “2016 fue el mejor de los últimos diez años” tanto en la negociación en renta variable, que alcanzó los 69.276 millones de pesos, como en las operaciones de bonos en dólares, que alcanzaron los 586.752 millones de dólares, o de las colocaciones primeras de Lebac, donde el Merval tuvo una participación récord de 14,31%. “Estos son indicadores no solo del crecimiento nuestro sino del interés que hay en la sociedad por el mercado de capitales”, destacó De Carli.

Luego, se refirió a la transición del Merval a Bolsas y Mercados Argentinos y remarcó que “va a nacer” con 76,250,000 de acciones y un patrimonio superior a 3.100 millones de pesos. “Pasamos del antiguo concepto de un mercado de 183 acciones a 76 millones, un fuerte compromiso para darle profundidad y liquidez al mercado de capitales”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *