Economía Expo EFI Inversiones
FacebookTwitterLinkedIn

Planificación Financiera Personal for dummies en 3 pasos

11 de febrero

A diferencia de lo que la mayoría de la gente cree, la posibilidad de planificar las finanzas personales no está directamente relacionada con los ingresos ni la clase social.

De hecho, muchas personas gozan de sueldos elevados durante su etapa activa, y al momento de retirarse deben reducir drásticamente su nivel de vida por no haber ahorrado lo suficiente.

De forma contraria, existen personas con ingresos promedio o bajos, pero que toman decisiones inteligentes de ahorro e inversión para prever contingencias y proyectar mantener un mismo nivel de vida siempre.
Por lo tanto, te propongo que, sea cual sea tu nivel de ingresos, sigas estos tres pasos para tener un manejo eficiente de tus finanzas personales.

1) Evaluar dónde estamos parados: Análisis de Estructura Financiera

Lo primero que debemos hacer es entender cuál es nuestra situación actual. Esto incluye pasar en limpio nuestros ingresos, egresos y patrimonio.
Nuestros ingresos pueden ser activos o pasivos. Es decir, el origen de los mismos pueden ser nuestras horas trabajadas (activos) o el resultado de tener dinero invertido, ya sea en bonos, acciones, letras, inmuebles, etc. (pasivos).
Mientras que egresos hace referencia al dinero que sale de nuestro bolsillo y nos permite mantener nivel de vida, ya sean gastos fijos (alquiler, expensas, obra social, educación, supermercado, etc) o variables (salidas, ropa, reparaciones, etc).

Por otro lado, el patrimonio incluye aquello que poseemos, como dinero, bienes muebles o inmuebles, inversiones, etc.

2) Definir hacia dónde vamos: Establecer Objetivos Financieros

Generalmente, las personas que toman buenas decisiones de ahorro e inversión tienen muy en claro por qué y para qué lo hacen: poseen objetivos concretos.
A la hora de detallar esas metas financieras, podemos distinguir la compra de un inmueble, viajes, auto, casamiento, resguardo por emergencias, emprendimientos, educación, independencia financiera, retiro, herencia, etc.
Si bien las prioridades pueden cambiar, es esencial tomarse un tiempo para hacer esta bucket list (y revisarla constantemente), ya que cuando visualizamos los objetivos resulta más fácil alcanzarlos. Nadie planifica fracasar, pero muchos fracasan por no planificar.
Una vez hecha esta lista, te recomiendo que cuantifiques estas metas en términos de dinero y plazo. Es decir, cuánta plata es necesaria y en cuánto tiempo te gustaría lograr cada una de ellas.
De esta manera, será más fácil definir un plan de acción.

3) Formular un Plan de Acción: Buscar Soluciones Eficientes

Si tenemos distintos objetivos financieros, deberíamos utilizar distintas estrategias para lograr una mayor eficiencia en nuestra planificación financiera personal.
Existen diversas plataformas que permiten que cualquier persona, sin importar el nivel de ingresos, pueda invertir de forma rentable y segura.
La diversificación de activos y herramientas financieras es el secreto para poder alcanzar nuestras metas en tiempo y forma.
Es clave conocer el contexto económico para aprovechar los momentos favorables y poder refugiarse en épocas de volatilidad. Hoy en día sobra información, ya que bancos, consultoras y sociedades de bolsa, entre otras entidades, publican a diario tanto informes y pronósticos como notas de opinión. Además, existen especialistas que pueden ayudarte a que todo este proceso sea aún más simple.
El momento ideal para comenzar a planificar tus finanzas personales es hoy. Cuando antes empieces, más fácil será alcanzar tus objetivos.

Por Lic. Nicolás Dillenberger, Sales Manager de Grupo Loyalty.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *